Con el tal ni aun comáis (1 Cor. 5:11).

Los cristianos en el primer siglo practicaban el compañerismo, eran muy amables, se gozaban juntos, sufrían juntos, tenían entre ellos fuertes lazos que les unían, y hasta nos dice la Biblia que comían juntos en las casas con alegría y sencillez de corazón (Hechos 2:47. se asociaban para hacer la obra del Señor(Hechos 15:36), y hasta para trabajar juntos en lo secular (Hechos 18:1-3).