¿En qué nos amaste?

¿En qué nos amaste? Es la pregunta que hicieron los israelitas a Dios en tiempos del profeta Malaquías (Malaquías 1:2). Buscaban pruebas del amor de Dios. La pregunta de ellos evidencia su falta de confianza en Dios, no creían que Dios estuviera cumpliendo con las promesas de su pacto, pues ¿Sí Dios nos ama, por qué sufrimos aún la opresión de nuestros enemigos? La ceguera espiritual no les dejaba ver. Si sufrirán opresión no era porque Dios no les amara, estaban sufriendo las consecuencias de su desobediencia a Dios. Dios les mostró que él los amaba al escoger a Jacob de quien ellos descendían, y aún más, al juzgar a los descendientes de Esaú (Mal. 1:2-5). Muchas veces sufrimos por las consecuencias de nuestros propios pecados y rebeldía. Es muy triste que la ceguera espiritual no nos deje ver el amor de Dios, amor que nos tiene y demuestra, aún cuando le desobedecemos.