Un sordomudo es sanado – (Marcos 7:31-37)

Leer  (Marcos 7:31-37)

A) Solamente Marcos nos relata este milagro.

B) De la región de Galilea, Jesús parte hacía Sidón buscando un poco de descanso, sin embargo no pudo pasar desapercibido en la región (v. 24), así que de ahí sale hacía Tiro y posteriormente regresa al mar de Galilea bordeándolo hasta la región de Decápolis (diez ciudades). Decápolis se encontraba al sur este del Mar de Galilea era una confederación de poblaciones helenísticas (originariamente diez). Plinio un historiador romano da la siguiente lista de Decápolis: Damasco, Filadelfia, Rafana, Escitópolis, Gadara, Hippos, Pella, Gerasa, Dion, y Kanata (Comp. Mateo 4:25; Marcos 5:20).

C) Jesús no entro en la región de Galilea, Quizás tratando de evitar las multitudes y la oposición de los lideres religiosos (Marcos 7:24,36).

D) Así que fue en esta región de Decápolis, que trajeron a Jesús un hombre sordo y tartamudo. Y es de este acontecimiento que nosotros podemos aprender para nuestro bien algunas lecciones importantes. Veamos por ejemplo.

1- Sí Buscamos el favor de Jesús, debemos hacerlo según el método establecido por él y no por nosotros mismos (Marcos 7:32,33).

A) Consideremos por ejemplo el plan de salvación. Seguramente toda persona que dice creer en Dios, querrá ser salvo, pero no podemos ser salvos determinando nosotros el medio o método por el cual queramos ser salvos, las personas que se acercaron a Jesús en Decápolis le presentaron sus propios métodos, querían que él pusiera sus manos sobre el sordo y tartamudo, ellos querían de esa manera, sin embargo Jesús no siguió el arreglo propuesto por ellos, sino el suyo propio.

B) Así hacen hoy en día los diferentes lideres de las diferentes sectas, están proponiendo su propio plan de salvación su propio arreglo, unos están bautizando a infantes y otros enseñan que con solamente creer en Jesucristo ya se es salvo, así muchos religiosos van por el mundo predicando y enseñando que las personas que quieren recibir a Cristo lo acepten como su salvador personal, luego hacen una oración por él o él mismo ora por sí, y luego le dicen “ya tienes a Cristo, ya eres salvo porque creíste y le aceptaste como tú salvador”, posteriormente le dicen que después de unos meses (quizás unos tres meses) de adoctrinamiento, le bautizarán para que pueda ser miembro de alguna “iglesia” con deberes y privilegios en ella.

C) Ninguno de los arreglos propuestos arriba son el arreglo de Jesucristo, y él no se someterá a esos arreglos humanos ni a ningún otro para dar la salvación a quien la quiere.

D) El plan de Jesucristo se encuentra claramente establecido en las escrituras de Nuevo Testamento, y es imperativo el dejarse tomar aparte por Cristo tal y como lo hizo el sordo y tartamudo para permitir que él nos salve de la manera que él quiere. Permitir que la manera de Jesús se aplique en nuestra vida es prueba de nuestra fe en él.

E) ¿Cuál es el plan de Cristo para dar salvación? El plan de Cristo lo podemos considerar en Hechos capítulo 2.

Consideremos el pasaje citado de la Biblia Hechos 2.

a) (Leer Hechos 2:1-13). Era el Día de Pentecostés y los apóstoles estaban reunidos todos en un mismo lugar, cuando vino de repente un estruendo como de un viento recio el cuál lleno toda la casa donde ellos se encontraban, y se les aparecieron lenguas repartidas como de fuego asentándose sobre cada unos de ellos y así empezaron a hablar en otros idiomas según el Espíritu Santo les daba que hablasen. Hecho este estruendo se junto una gran multitud quienes se maravillaron de oír en su propio idioma las maravillas de Dios, sin embargo otros se burlaban.

b) (Leer Hechos 2:14-21). Pedro con los once se puso de pie y explicó que lo acontecido en ese momento era el cumplimiento de la profecía de Joel.

c) (Leer Hechos 2:22-36). Continuó posteriormente con el mensaje para dicha audiencia, en el cual les habló de Jesucristo, de las maravillas que él hizo entre ellos las cuales daban testimonio de que Jesús nazareno era varón aprobado por Dios, en el mensaje se les habló de su muerte, sepultura y resurrección, y se les dice que ellos son los matadores de aquel que Dios ha hecho señor y Cristo.

d) Cuando las personas escucharon esto se compungieron de corazón y preguntaron a Pedro y a los demás apóstoles ¿Qué haremos?

e) La pregunta de ellos es una pregunta hecha con angustia e indica de manera clara la búsqueda de una respuesta que permita darles una salida o solución, eso demuestra que han creído el mensaje que escucharon.

f) En (Hechos 2:38), La respuesta no se deja en espera sino que inmediatamente el Espíritu Santo responde por boca de Pedro diciendo “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Y con muchas palabras les testificaba y exhortaba a fin de que fueran salvos (Hechos 2:40). ¿Cómo podrían ser salvos? Creyendo y obedeciendo el mensaje que habían escuchado, Dios promete el perdón de los pecados de aquellos que se arrepienten y bautizan, ellos comprendieron eso y fueron bautizados ESE MISMO  día de Pentecostés como tres mil personas (Hechos 2:41), así recibieron el perdón de sus pecados y fueron salvos.

* Estas personas oyeron el evangelio.

* Creyeron en el evangelio predicado.

* Se arrepintieron de sus pecados.

* Y fueron bautizados

* Ese es el plan de Cristo para la salvación del hombre que está en el pecado (Compare Marcos 16:15,16;. Lucas 24:47; Mateo 28:19).

F) Los niños NO pueden obedecer este plan ¿Como podrían oír para determinar creer y arrepentirse de sus pecados, y determinar ser Bautizados para que Dios les de el perdón de pecados? Además Los niños no tienen pecados, no nacen con pecados, son inocentes (Mateo 19:13,14). Los que solamente creen en Cristo y le aceptan como su salvador personal y después de tres meses (posiblemente en menos o más tiempo, según lo decidan el pastor), se bautizan para ser miembros en propiedad de una iglesia con deberes y privilegios en ella. Los que tal hacen no están siguiendo el plan de Cristo, puesto que se consideran salvos antes del Bautismo, sin embargo Cristo pone la salvación después del Bautismo y no antes (Marcos 16:16).

G) Todos los que proponen un plan diferente al dado por Cristo, no quieren obedecer ni someterse a los métodos establecidos por el Señor, por lo tanto están dando muestra de su falta de fe en él.

H) Algunas iglesias de Cristo están realizando proyectos para hacer la obra de benevolencia para con los no creyentes con la ofrenda que es para los santos (1 Corintios 16:1,2) y luego quieren justificar sus métodos desconocidos en la Biblia para hacer dicha obra. Recordemos siempre esto en todo, si queremos de Cristo la salvación que él nos ofrece, no sigamos nuestros arreglos o medios sino los de él, porque él no seguirá el plan propuesto por nosotros.

2- Una demostración de fe en las acciones de Jesús.

A) “Le tomo aparte… metió los dedos en sus orejas… escupió… toco su lengua.

B) Al colaborar el sordo mudo con estas acciones de Jesús demostró su fe.

C) (Marcos 7:34), La mirada hacia el cielo y el suspiro eran cuadros visibles de oración que un sordomudo podría comprender.

D) Prueba indiscutible para el sordomudo de que La sanidad sería una sanidad efectuada por Dios en contestación a la oración de su Siervo el Cristo y Salvador del mundo, de esta manera Jesús le enseña al sordo y tartamudo de donde le vendrá su socorro (Salmos 121:1,2).

3- Oídos abiertos y lengua desatada (Marcos 7:34,35).

A. Para poder aprender a hablar, debemos primero oír, así que Jesús le hace primero oír y después hablar, en esto hay varías lecciones.

NÚMERO 1- Muchos teniendo oído para oír no oyen (Mateo 13:13). Como los fariseos y religiosos modernos. Por eso no pueden hablar o enseñar conforme a la enseñanza de Dios dada a los apóstoles, y en eso conocemos el espíritu de error (1 Juan 4:6).

NÚMERO 2- Si queremos creer en Cristo y hacer conforme a su voluntad, debemos primero OÍR, pues la fe viene por el oír (Romanos 10:17), y luego de haber oído la palabra de Dios y de haber creído podamos hablar (compare 2 Cor. 4:13).

NÚMERO 3- Sí aprendemos a oír a Dios, seremos bienaventurados (Mateo 13:16) porque entenderemos los misterios del reino de Dios, cosa que muchos justos y profetas desearon ver y oír (Mateo 13:18).

4- La gente desobedece al mandamiento de Jesús a pesar de todo (Marcos 7:36,37).

A. A pesar de la misericordia mostrada por Jesús ante las personas que llegaron a él, cuando les mando que no dijeran a nadie nada de lo acontecido, ellos desobedecieron  y entre más les instaba a no hacerlo tanto más y más ellos lo divulgaban.

B. Aprendamos de este acontecimiento lo siguiente:

a) Jesús es misericordioso y se compadece de nosotros, pero también tiene mandamientos que debemos obedecer.

b) Quizás nosotros no comprendamos porque Dios Quiere que hagamos o no ciertas cosas, pero sí podemos entender el mandamiento y aunque no comprendamos el porque, sí podemos entender y obedecer aquello que nos manda y que es para nuestro bien. Los padres siempre buscan el bienestar de sus hijos, un niño no siempre comprende porque razón su mamá o papá le dice que no toque algo, pero sí entiende la orden y sabe que debe obedecer, el desobedecer trae consecuencias y dichas consecuencias son siempre lamentables. Quizás estas personas no comprendieron porque razón Jesús les mando el no divulgar el hecho pero si comprendían lo que no debían hacer, la desobediencia de ellos trajo consecuencias Jesús ya no podía andar libremente enseñando pues la oposición hacía él, departe de los lideres religiosos se incrementaba y procuraban matarlo (Cp. Marcos 1:44,45; Marcos 3:12; Marcos 5:43; 7:24).

c) Marcos dice que Jesús les insistía mandándoles que no divulgaran el hecho, y no entendieron sino que más y más lo divulgaban. ¿Cuántas veces Jesús nos tiene que mandar lo mismo? ¿Hasta cuando vamos a entender? Ver Levíticos 10:1-3, nótese la expresión “Esto es lo que hablo Jehová”, Pero ya era demasiado tarde, Dios no tiene que repetir una y otra vez lo mandado, la desobediencia trae consecuencias desastrosas y lo triste del caso es que algunos lo llegan a entender hasta cuando sufren dichas consecuencias.

5- ¿Qué cosas hace mal el Señor Jesús como para no querer oírlo, obedecerlo y seguirlo fielmente y hablar de él? (Marcos 7:37).

A. Estas personas reconocieron “diciendo bien lo ha hecho todo”. Esto nos recuerda lo del día en que Dios creo los cielos y la tierra,  todo era bueno en gran manera. Todo lo que Dios hace es bueno en gran manera y la Biblia lo declara (Génesis 1:31), ahora él hombre reconoce que el Señor todo lo hace bien.

B. ¿Pero cuantos le son fieles y le siguen constantemente en gratitud para alabarle con gozo? Más bien le abandonan (Leer Jeremías 2:5,9-13), Israel cometió el más grande de los errores dejar a Dios. Pero si nosotros dejamos a Cristo ¿A dónde iremos? (Juan 6:68).

C. Nosotros temamos, pues de otra manera; seremos también cortados (Romanos 11:19-22).

Conclusión.

1 No tratemos de ser salvos estableciendo nuestros propios métodos.

2. Busquemos con fe a Jesús, la fe que nos mueva a hacer lo que él quiere.

3. Estemos dispuestos a escucharle y seremos bienaventurados.

4. Aprendamos a obedecerle, sin que él nos insista.

5. El Señor todo lo hace bien, ¿Le estoy imitando? (Efesios 5:1)