¿Cómo creó Dios?

Que Dios es el creador de todas las cosas (Apocalipsis 4:11;  10:6; Nehemías 9:6; Colosenses 1:16; Juan 1:1-3.) eso es evidente a los seres humanos desde el principio de la creación (Romanos 1:19-21). Nada de lo que existe, está ahí, por la casualidad (Hebreos. 3:4).

Sin embargo desde que Carlos Darwin  publicó su libro “EL ORIGEN DE LAS ESPECIES”, se ha surgido un debate entre quienes creen en Dios, y los que han decido no creer que él exista.

La cuestión es que quienes rechazan la existencia de Dios, se aferran al concepto de que todo se originó por medio de ciertos accidentes que fueron ocurriendo y que con el pasar de muchos millones de años, apareció la vida primitiva la cual era muy simple y que con el pasar del tiempo (otros muchos millones de años) esas formas de vida primitivas, fueron sufriendo cambios con los cuales, se producían nuevas formas de vidas, cada vez más complejas, y nos dicen,  que la tabla geológica, contiene este registro.

Los que creemos en Dios rechazamos tales afirmaciones por lo que ya anteriormente se ha dicho al inicio de éste artículo.

Sin embargo hay quienes se dicen creer en Dios, pero se encuentran abrumados por los argumentos de los que exponen la teoría de la evolución, y los registros de la Tabla Geológica. Estos religiosos hacen esfuerzos muy grandes, para tratar de armonizar la teoría de la evolución, con lo que la Biblia dice respecto a la creación. A la verdad, los tales están fascinados con los argumentos de esta falsa ciencia, y quieren hacerla armonizar con la Biblia, esto es verdaderamente grave, puesto que muchos se pueden extraviar de la fe (2 Timoteo 6:20,21).

Han surgido diferentes teorías de gente religiosa relacionadas con estos esfuerzos de armonizar la Biblia con la teoría de evolución, y las explicaciones que los evolucionistas dan de la Tabla geológica. Todas estas teorías han surgido porque cada una de ellas, presenta dificultades que la otra quiere resolver, pero nada se logra. Con el sólo hecho de observar tales contradicciones y dificultades entre esas teorías y la Biblia, y aun con la teoría de la evolución misma, debería bastarnos para rechazar tales teorías, y quedarnos con lo que sencilla y llanamente, dice la Biblia.

Pero algunos no están contentos con aceptar y el creer simplemente a lo que dice la Biblia, (aun hermanos en  Cristo), y dan sus explicaciones, de que esto pudo ser así, o así, pero tienen su teoría preferida, la que defienden, pero luego cuando encuentran oposición, dicen que no está bien el contender y el discutir por asuntos de opinión, y que esto, no debe causar divisiones en el cuerpo de Cristo, que es la iglesia.

Si pudiéramos llegar a saber como es que Dios creó, eso, que lleguemos a saber, tendría que ser revelado por él mismo, no por lo que alguien diga, por creerse muy estudiado, ahora bien, una vez que Dios, nos de a conocer por su revelación, como creó, entonces; eso ya no es cuestión de opinión, de cómo queramos creer, eso ahora se convierte en cuestión de lo que Dios realmente quiere que creamos. Nosotros sabemos que la Biblia es la revelación de Dios, y que toda discusión queda sellada con un “Escrito Esta” (Mateo 4:7).

Pero, ¿Podemos, realmente llegar entonces a saber como creó Dios? Bueno, La Biblia que es la revelación de Dios al hombre, dice que el mandó y fue, leamos el Salmo 148:5, que dice: Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados.”

Note que dice, que “él mandó y fueron creados”, y esto es lo que se nos dice cuando leemos Génesis 1, Dios habló. “Dios dijo” y “fue así”, conforme a lo que él mandó, el resultado de su mandato fue inmediato y, conforme a lo que realmente quería que se produjera.

Cuantas variedades y clases de plantas existen, cuantas clases de aves y peces, de animales sobre la tierra, con sus diferentes diseños, costumbres y caracter distintivo, y todo esto, Dios lo hizo, cuando el dijo, cuando él mandó  que fueran, y la Biblia dice que así fue, Porque Dios es poderoso, en él esta el conocimiento y la sabiduría (Jeremías 10:12), ¿Quién le podrá instruir?

La revelación de Dios nos dice como Dios Creó, ¿Cómo lo hizo? Lo hizo por la Palabra. Dios no necesitó de millones de años, para que lo que él quería que llegará a existir,  fuera, el mandó; y al mandato de su palabra, esta produjo conforme a su voluntad, y de esto,  tenemos un paralelo en los milagros de nuestro Señor Jesucristo, los cuales se nos relatan en los evangelios,  un ejemplo de ellos es la multiplicación de los panes y los peces, en el cual no  estuvo involucrado ningún proceso en el tiempo para producir más peces y panes.

Por lo tanto, los que creen que los días de Génesis corresponden a largos periodos de tiempo, o que hubo una brecha de tiempo de millones de años entre los días de creación, etc., a fin de favorecer la teoría de la evolución, y sus argumentos de los registros geológicos,  en verdad no creen a Dios, y con sus argumentos lo único que realmente están haciendo, es contendiendo con el Todo Poderoso.

A lo largo de Génesis 1, 2 nos encontramos con el relato de cómo Dios creó todo lo existente en seis días literales de 24 horas cada uno, no hay razón para suponer que estos días no eran de 24 horas literales, puesto que el texto mismo no lo índica1.  Además se hace claro que eran días literales de 24 horas, al compararse los días de la creación, con los días de la semana conocidos por el hombre, tal y como de manera clara y contundente lo demuestra (Éxodo 20:11).

“Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

¿Qué hay semejante a Dios? Isaías 46:9.

___________

1- La Palabra “día”, es traducida del Hebreo “yom” y ha de entenderse en su significado llano y natural, esto es; días de 24 horas literales, a menos que haya algo en el texto que indique su uso en un sentido extraordinario. En la narración de Génesis 1,2, vemos que se encuentra una sola excepción y es en el Cap. 2 y el versículo 4, donde se hace evidente su uso en sentido  diferente al literal, puesto que “día”,  en Gén. 2:4, se refiere a todos los seis días de la creación

Alfredo Chee Amador